l-codosero-logotipo

Niño Jesús triunfante.
Escultura fundida en plomo y policromada. Peana tallada en madera y dorada.
Taller de Juan de Mesa, escultor del Barroco español, Córdoba, 1583 - Sevilla, 1627.
60 cm sin peana, 80 cm con peana.


La iconografía infantil de la vida de Jesucristo es un fenómeno surgido del Concilio de Trento. Es ahora, durante el siglo XVII, cuando juntamente con las ideas de maternidad se crea una nueva aproximación iconográfica a la figura del divino infante como fuente válida de conocimiento y devoción.
La figura del Niño Jesús de pie sigue la iconografía establecida por Martínez Montañés en 1606/7 para la Hermandad Sacramental del Sagrario de Sevilla. El Niño Jesús está de pie desnudo y preparado para ser vestido de rasgos dulces y clásicos. Combina a la perfección el realismo de las formas con la idealización del rostro. Entre los numerosos seguidores de Montañés que continuaron el modelo, destaca la versión más creativa de Juan de Mesa, el mejor oficial de su taller. En ella se mantiene la postura del cuerpo, con el peso apoyado sobre la pierna izquierda y la derecha levemente retrasada, pero el concepto anatómico es más rollizo, señalando con claridad la curva del vientre. También es propio del estilo de Mesa la solución del cabello, con un elevado agrupamiento de mechones en la parte central que resaltan sobre las entradas de los laterales. A estas características responde puntualmente nuestra escultura.
La repercusión de este tema fue tal que proliferaron los Niños Jesús por toda la geografía española incluso dando el salto a Hispanoamérica. En este sentido se recurrió a los vaciados en plomo (material de la obra objeto de estudio) para hacerlo en series y ser más fácil su comercialización. En realidad no eran de plomo sino de una aleación llamada "peltre". Una aleación de zinc, plomo, estaño y antimonio, maleable y mucho más blando que el bronce (funde a 320º). Duradero y maleable puede ser forjado de cualquier forma.Pacheco en su tratado del Arte de la Pintura (1649) habla la existencia en Sevilla de artistas especializados como Diego de Oliver, quien se declara en 1619 "maestro vaciador de figuras de relieve" y en 1629 específicamente "de niños de plomo y estaño".

L-CODOSERO. ARTE ANTIGUO.© 2013
C/ Lagasca. 36 Madrid
info@lcodosero.net
Diseño web: MaríaG Web Designer
Fotografías: Miguel Atienza Photography